LOS DOS CAMINOS


Y hay 2 caminos delante de ti,

el de la duda y el temor

o el de la confianza y certeza.

¿A dónde te dirigirás?

No solamente hoy, sino cada uno de tus días.

El de la duda y el temor no te da más

que preocupaciones, preguntas interminables

y un peso imposible de lleva a cuestas;

te desgasta, no solo de fuerzas

sino poco a poco tu alma.

Y sí, es tan fácil caminar por ahí

la mayoría deciden transitarlo,

no son muchas las sorpresas

y conoces a muchos de los que van por esa ruta.

En cambio, el otro camino

el de la confianza y certeza

no parece tan ligero el recorrido ni fácil transitarlo.

Lo que tus ojos alcanzan a ver

son varias cimas que tendrás que subir

y valles que cruzar,

son pocos los que se arriesgan a ir por ahí

no hay mapas ni ruta trazada,

debes encontrar tu propio sendero

dentro del mismo camino.

Puedes lograrlo, sabes que puedes hacerlo,

pero el precio a pagar es alto,

debes deshacerte de todo tu equipaje,

confiar en tu instinto para tomar la mejor dirección.

Si logras llegar, al otro lado encontrarás

muchos de tus sueños esperando por ti.

Puedes lograrlo, pero para hacerlo

no hay opción de desistir.

En este camino no puedes rendirte,

una vez comenzado el trayecto

no hay vuelta atrás

es un caminar constante

tal vez a paso lento

mas no hay opción de regresar.

Algo así como “quemar todos tus barcos”.

Así que, ¿cuál camino elegirás?

¿Te irás por el camino ligero, conocido,

transitado y sin muchas sorpresas?

O tomarás el segundo,

donde debes dar lo mejor de ti a cada paso,

trazando tu propia ruta para encontrar así tus sueños.

Elige bien, la decisión es tuya.

Sandy Mejía

Fotografía: Oliver Sjöström


Pd.

Te invito a escuchar el podcast donde comparto más sobre esto aquí.

  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube
  • Instagram