SEMILLAS


Qué pasa después de morir?

¿Qué haces cuando la vida que vivías

de repente se termina?

Un segundo abres los ojos y el mundo ha cambiado.

Las personas, los lugares, los planes. Todo sigue igual.

Pero tú has cambiado

y aunque el recorrido se ve igual,

sabes que no es el mismo.

El observador pasado se ido,

consumido por la vida, murió.


Si de amor, si de ganas,

si de deseo o de luchar…

quién sabe.

Ha muerto.

Así que, ¿qué ahora?

¿A dónde vamos?

¿o será que huimos?

No, hemos muerto ya.

¿A qué podemos temer ahora?


Aún quedan algunas notas

de esa canción tan personal

tan llena de historia y posibilidades,

no desapareció del todo.


Con la muerte, quedaron tras de mi, semillas.

Que al germinar han traído vida consigo

echando raíces aun más fuertes que las anteriores

fueron regadas con lágrimas de nostalgia y dolor

de imposibilidad y renuncia,

de decir un adiós que no se quería.

Ahora la vida que han traído cuentan historias

de esperanza, siendo más fuertes que la muerte misma.


Dime entonces, ¿quién las detendrá?

¿qué historias guardan para compartir?


Espera un poco, lo verás.

Te darás cuenta que la muerte

no siempre significa olvido

algunas veces grita a gran voz: ¡vuela, hay esperanza!


Sandy Mejía

0 vistas
  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube
  • Instagram