PAGAR EL PRECIO

Actualizado: abr 21


Y tendrás que pagar el precio

de no ser como los demás

de no ir a la misma velocidad

y no vivir la misma historia.

Tu historia será diferente tendrá otro sabor muchas veces amargo y otras tantas en soledad, como si fuera un camino jamás andado, esto porque apenas lo estás haciendo. Así que se paciente. Date tiempo y no desesperes. Hay un precio a pagar si es que quieres llegar a ese lugar que es tu destino, no solo al final sino todo el trayecto. Con lecciones exclusivas para ti que cambiarán tu perspectiva del mundo y de ti misma. En algunos momentos dudarás te preguntarás si vale la pena. Pero recordarás, sentirás ese fuego dentro que arde cuando caminas hacia delante hacia aquello muchas veces desconocido pero tan familiar mientras lo vives sabes es el camino y estás en la ruta correcta. La ruta sin mapa, loca y desconocida. Tendrás que renunciar y dejar atrás sueños que una vez amaste y abrazaste, que creíste serían tu destino, tu lugar de llegada, donde hallarías descanso y tal vez tu arco iris anhelado. Aún falta tramo por recorrer lugares por explorar tu alma por descubrir y transformar, con desafíos, aventuras, lágrimas y sonrisas. Sigue adelante, pues esto aún no termina. Fuiste creada para algo grande, ese fuego que arde por dentro seguirá guiándote y acompañándote. Sí, hay un precio por pagar sabes ya que esta travesía no es fácil, pero ahora sabes también que no puedes, no quieres vivir de otra manera. De otra manera que no sea ser tu misma, dando voz a tu corazón cantando la música que hay dentro y llevando el mensaje de esperanza, que sin importar lo fuerte de la tormenta el sol siempre vuelve a brillar. Y sí, llegarás a tu arco iris. El tiempo te mostrará querida mía, que lo llevaste siempre dentro. El arco iris eres tú.

Sandy Mejía

  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube
  • Instagram