¿ME RECORDARÁN?


¿Me recordarán? ¿Alguien notará que ya no estoy? Creo olvidé apagar la luz en la cocina y esa riña que tuve con mamá no tenía sentido, hubiera tan solo cedido y quedado en paz, no merecía mi mala actitud y mucho menos mis respuestas frías, es muy tarde ahora.


Ese vestido amarillo, debí haberlo usado siempre tan tonta guardando cosas para un día especial… Jorge nunca sabrá cuánto lo he echado de menos tanto tiempo sin hablar ni jugar con su maravilloso pelo.

¿Debí haber tomado otro camino? si tan solo hubiera gritado más fuerte o resistido con más fuerza, debí tal vez haberme puesto un pantalón y no una falda, sin importar fue regalo de mi hermana en Navidad.

Fui tonta en creer tendría otro día como tantos en la oficina, contando los minutos para salir y tomando café para ayudarme a despertar. Cuánto quisiera volver a vivir esas trivialidades, ahora es solo parte del pasado.

¿Me recordarán? ¿Sabrán al menos donde encontrarme? No tengo ni idea a dónde llegué ni el cómo, quedaré como una más… sin nombre, sin historia y sin futuro. ¿Dónde guardo los planes que tenía? Deseaba tanto ser mamá y tal vez un día bailar el vals, sé que suena anticuado, pero ya no fue mi decisión.

¿Qué hice mal? ¿en dónde me equivoqué? Tuve cuidado, era plena luz del día iba hacia el trabajo, pensando en las cuentas había por pagar. Apenas jugaba ayer con mis sobrinos…no podré verlos crecer y, ¿qué les dirán? son pequeños, no sé si podrán entender. ¡No quiero que sufran por mi! No quiero ser la razón de sus lágrimas.

Y sé que me ignorarán solamente seré un número más otra de las 10 que no llegan a casa. Y no sé si quiero me encuentren, el estado en que dejaron mi cuerpo terminará de romperle el corazón a mis padres que me esperaban para cenar, yo dije llevaría el pan. Ni siquiera yo me reconozco, perdí tanta sangre que mi color es otro, los golpes dejaron rastro por todos lados y lo que solía ser mi sonrisa ha quedado destrozado por el filo de una navaja, mi vientre guarda ahora más cosas de las que quisiera saber, mi nueva pintura de uñas quedó desecha mientras intentaba soltarme, recuerdo el dolor de haber perdido 3 uñas al rasparse con el cemento del piso donde me forzaron sin piedad, nunca imaginé el peinado les serviría para gozar más la tortura, y mientras intentaba escapar me preguntaba si alguien tenía idea yo estaba ahí.


Mamá, ¿podrías por favor gritar por mi? hermana ¿escribirías mi nombre para que sepan existí? y mis amigas, hagan ruido, se los pido, no se queden calladas que no deseo esto para ninguna de ustedes. Podrían por favor, exigir un cambio, luchar si hace falta. Tantos se lamentan por cemento y pintura, años de historia, sí; pero yo tengo alma, sueños y corazón…nada importó. Ayer fue Laura y Carmen y Fátima y tantas más que no sé sus nombres. A mi, ¿me recordarán?



Sandy Mejía


No solamente es un día sin mujeres, para muchos es el resto de la vida sin ellas. Y tú, ¿qué vas hacer?

...

Con amor, respeto, dolor, coraje y fe.

  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube
  • Instagram