¿Y si comenzamos a creerlo?
Aquello que estábamos certeros
Cuando niños,
Que éramos invencibles,
Imparables e insuperables.
No había nada ni nadie como nosotros,
Éramos únicos, éramos poderosos
Y éramos perfectos.
Nada más hacía falta,
Éramos suficientes.
No había duda de lo que
Podríamos lograr o algo
Que no pudiéramos alcanzar.
Y nos amábamos,
No había la menor duda,
Ni el menor doblez.
Amor total,
De nosotros para nosotros
¿hacía falta algo más?

De pronto comenzamos a crecer
Y a creer las mentiras de los demás,
Esas que no se dicen en voz alta
Pero son tan ciertas y reales,
“ya no éramos perfectos”
eso que creíamos podíamos lograr
resultaba cada vez más lejano
hasta que se volvió imposible,
ya no éramos tan poderosos,
además qué diría el resto del mundo.
Caímos. Directo al fondo. Creímos todo.
La duda y el temor quitaron el lugar
A la confianza y seguridad.

Era más fácil perderme entre los demás
No destacar, mucho menos arriesgar.
Mejor no perder a apostar, a volar.
Los días se convierten en años,
Y cuando menos damos cuenta
Casi toda una vida.
Sin embargo;
Los sueños siguen ahí,
Los deseos de triunfar, de ganar,
De llegar alto, de decir tanto
Y lograr mucho más.

Así que, te pregunto:
¿cuánto más vas esperar?
El reloj no da marcha atrás
Y eso que una vez imaginaste
Aún lo puedes hacer realidad.
Por eso te reto:
Recuerda QUIÉN eres.
Eres invencible, eres imparable,
Y eres insuperable.
Házlo.
Toma el riesgo,
Vuelve a creer en ti.
Tan sólo recuerda QUIÉN eres.

RECUERDA

remember, unstoppable, full love, full life, dreams, longings, purpose life, life with a purpose, you are perfect