Me encantan las sonrisas. Elijo ver el sol aún cuando hay tormenta y creo que el arco iris es una de las muchas obras de arte de nuestro Creador. Feliz hija, gemela de mi mejor amiga y amiga de otros cinco personajes increíbles. Tía de 10 sobrinos que alegran mis días. Me sobran razones para sonreír, razones para ser feliz. Y esque esto de la felicidad creo es algo que se elige día a día, y bueno, yo lo he elegido para cada uno de los míos.

La vida me ha dado muchas sorpresas, y así como son las sopresas llegaron sin previo aviso. He vivido en 5 países en 4 continentes. Me encanta poder viajar, conocer personas, escuchar sus historias, entrelazar nuestras vidas, sembrar amistades, vivir sueños, hacerlos realidad.

Creo que la verdadera riqueza está en las pequeñas cosas, como esas mañanas donde te despiertas sin la necesidad de despertador, los desayunos que hacen largos por la plática con tus seres queridos, películas compartidas y comentadas con amigos, juegos de mesa que duran horas, comer helado sólo porque sí, las risas sin parar de un niño cuando le haces cosquillas y cómo disfrutan de su helado sin importarles cuánto se embarren la cara, cantar a todo pulmón, tener un círculo de amigos que estén ahí para brindar en las buenas y abrazarte en las malas, compartir esos silencios que valen tanto.

Me considero una sobreviviente. Decidí cambiar lágrimas por sonrisas y caminar mirando al sol aún si hubiera días enteros de tormenta.


Butterfly es mi manera de hablarle a mundo, comenzando por mi. Butterfly comenzó para mí y después lo compartí con los demás. Dar un mensaje de alegría, de esperanza, de amor, de fe. Todo aquello en lo que creo, lo que me mueve, lo que me inspira, lo que soy, lo que quiero ser.

Este es mi mensaje, es mi canción y melodía, mi voz, mi legado.