QUE LA VIDA TE SORPRENDA

¿Qué es lo que te hace sonreír, aquello que de solo pensarlo ilumina tu rostro, lo que hace latir tu corazón como nada más? ¿Lo recuerdas, puedes verlo?
Pues bien, es hora de abrazarlo. Es momento de verlo a colores, de oler su perfume y bailar con ello en medio de la calle. Es tiempo de vivirlo.
Si no ahora, ¿cuándo? Y si no eres tú quien le da vida, ¿entonces quién? Eso que te apasiona y te carga de energía, es tuyo y solamente tuyo. Ha llegado el día y es hoy.

Es tiempo de vivir con pasión, de vivir con los brazos abiertos, sonriendo desde que abrimos los ojos y dejar atrás los miedos.
Lo que mata el amor no es el odio, como podemos creer, tampoco la indiferencia ni el olvido. Lo que mata el amor es el miedo. El miedo es quien nos llena la cabeza de tantas ideas tontas que nos impiden avanzar, creyendo que lo peor pasará… cuando la realidad es que desconocemos el futuro y la mayoría de las cosas que tanto tememos, no llegan a suceder; sin embargo lo que sí nos va matando poco a poco es tomar gota a gota esas ideas, esos pensamientos…ese veneno. Nosotros somos los creadores de ese veneno y somos también, quienes libremente lo vamos tomando a cuenta gotas, pensando que es la manera de protegernos. Y por eso nos quedamos sin bailar ese baile, sin dar ese abrazo, sin decir esas palabras, sin hacer ese viaje o comenzar el nuevo proyecto. Porque: ¿y qué pasará?. Eso nunca lo sabrás a menos que lo intentes, y de caer, puedes levantarte, siempre, SIEMPRE puedes levantarte, sabiendo que esos tropiezos no son fracasos, sino enseñanzas, escalones en tu travesía a llegar a tu destino, y cada uno de ellos es parte del reto, del viaje, del aprendizaje; es también la manera en como nos vamos descubriendo, no solamente el mundo, sino más importante aún: a nosotros mismos.

Así que hazlo ya, comienza hoy. Tal vez no conozcas el instructivo completo, y sea posiblemente esa la razón: tú debes escribir tu propio instructivo. Esta es tu vida, así que porqué no dejar de tener miedo, dejar de tomarnos ese veneno que hemos dado permiso de vivir en nuestra mente, y en lugar de eso creemos que es posible, que eso que anhelamos puede ser real, que está en tus manos darle color, darle vida, solamente tú puedes hacerlo; y al traerlo a la vida, quien realmente comenzará a vivir eres tú.

Recuerda eso que te hace feliz, y ve por ello. Constrúyelo, construye tu alma. Suelta lo viejo, suelta lo que no te sirve, aléjate de eso que te ata y no te permite caminar en libertad, tienes alas para volar, así que vuela y en el trayecto abre bien los ojos pues la vida te sorprenderá.

Hoy es el día, de vivir, de comenzar a volar, de dejar que la vida te sorprenda.