Y me pregunto: ¿a quién debemos realmente fidelidad?

Quién, si no yo podrá realizar los planes que he soñado,
Y quién si no yo cargará con esta carga que me desbarata el corazón.
Por más que vivamos en una sociedad, en familia y seamos parte
De una pareja, al final somos seres individuales.
Y es que así llegamos a este mundo, de uno en uno.
Curiosamente, aún si llegamos de la mano de uno, de dos o de más.
En mi caso, llegué a este mundo de la menor manera posible:

con mi hermana gemela.
No podría imaginar mi vida sin ella.
Sin embargo; las dos hemos comprobado ya en varias ocasiones

que esta vida es un camino en solitario, que sí,

tienes compañeros de viajes, 
pero esos trayectos del alma, decisiones, retos, lágrimas, desafíos
y aprendizajes, se viven en soledad. Se viven de manera individual.
Que nuestras decisiones afectan a uno o muchos más,

no cabe la menor duda.

Sálvate a ti mismo. 
Asegúrate de respirar antes de intentar ayudar a quien está junto a ti.
Son reglas de sobre vivencia; si estás en un avión, en medio de un incendio
O en alta mar.
Creo que la misma regla se aplica a esta vida.
Por eso digo y me reafirmo que si en esta vida debo ser fiel a algo,
Eso será a mi misma.
Prefiero equivocarme mientras intentaba salvarme,

que perderme mientras trataba
de agradar al mundo entero.
Infiel al mundo, fiel a mi misma.


ELIJO SER INFIEL

true to you, faithfulness, follow your heart, listen to your heart, voice of your heart, real to you, real you